Cocina Marinera Ligera

Este artículo está dedicado a todas aquellas elaboraciones culinarias de productos del mar susceptibles de preparaciones más rápidas y presentaciones más reducidas y sencillas, sin las complejidades estéticas y  protocolarias tradicionales, pues se trata de llevarlas con la mano directamente a la boca (evitando o reduciendo al máximo la utilización de cubertería y vajilla). Hablamos de los llamados popularmente como : refrigerios, piscolabis, tentempiés, aperitivos, comidas ligeras, comidas rápidas, etc. Estos se sirven fríos y calientes. Las piezas se ofrecen mediante canapés (plataforma de rebanada pan de molde , galleta, tartaleta, etc.), tapas (una rebanada o rodaja de pan de barra u otro tipo, como la rebanada aplanada de la chapata) , montaditos, pulgas, chapatitas, bocadillos y sándwiches (con dos rebanadas de pan. En España, el sándwich se le conocide también como emparedado), empanadillas, brochetaspinchos, etc. En algunas ocasiones se ingerirán de pié , como entrantes a una  comida principal , en eventos importantes familiares, empresariales y oficiales. El cambio de costumbres de nuestros tiempos,  nos llevado  a practicarla  más regularmente y darle un carácter de mayor naturaleza constituyéndose en  si misma como una comida o cena principal. Baste recordar  las  pequeñas reuniones familiares y de grupos de amigos en casas particulares,  las excursiones a la naturaleza o frente a la TV o  reuniones de trabajo en  la oficina en  “petit comité”.  En definitiva los factores determinantes de  la comida marinera ligera  es la no utilización de cubiertos, el tamaño de las piezas y que se puedan comer de píe,  prevaleciendo  estos factores sobre otros muchos.

 

A veces, el exceso de cantidad contenida en el  bocadillo  y  sándwich, nos obligarán a utilizar las dos manos, como única forma de no derramar el alimento  y mantener  la configuración del mismo.

 

Como nuestro ámbito es el marino, la cocina ligera  se acomodará a la cocina marinera sintetizada en el pescado y el marisco, como frutos del mar.

 

La cocina marinera ligera podrá elaborarse en la modalidad de fría y caliente. Una u otra modalidad o una combinación de ambas , la impondrá  la naturaleza de la pieza a preparar, el sabor del alimento, los  recursos culinarios poseídos, la cantidad de tiempo que podamos dedicar  a su elaboración, la importancia del acto  y la proyección de nuestra propia imagen.

Si utilizamos pescado y marisco como materia  principal alimenticia, deberemos considerar su tamaño y la facilidad de su desmenuzamiento para que no rebase el tamaño de la plataforma que  vamos a utilizar y se caiga al suelo o manche nuestra ropa o mobiliario, en cualquier caso representa  una fatalidad.

 

El mar nos proporciona unos suculentos y nutritivos alimentos:  atún, bonito,  caballa,  salmón,  sardina, boquerón, bacalao, gamba, langostino, salmón y el calamar, entre tanto otros. Éstos los podremos encontrar en los establecimientos comerciales frescos, congelados y enlatados. La elección de estos productos junto con sus condimentos y componentes  y la elección de la base o plataforma de sustentación de los mismos (existencia de amplia gama de variedades en panaderías y reposterías), constituirán una propuesta muy atractiva.

 

La organización así de una jornada de  comida marinera ligera,  se nos facilita mucho y nos permite determinar previamente de forma sencilla el gasto que deseamos realizar. 


cocina_marinera_ligera_1


cocina_marinera_ligera_2

El pan es el alimento más utilizado en la comida por formar parte de nuestra dieta tradicional. Es un alimento básico cuya masa es elaborada fundamentalmente de harina de cereales, sal y agua. La masa contiene generalmente levadura para obtener un aspecto, tacto y sabor  más hinchado y tierno. Al pan elaborado sin el empleo de levadura, se le denomina ácimo y carece de la esponjosidad,apariencia, sabor y olor del pan “recién hecho” típica de los panes "levados“.

 

El contenido de trigo, centeno, cebada, maíz, arroz, etc. en sus harinas, y los diferente tipos de grasas de cerdo, vaca, aceite de oliva, por una parte, y por otra,  la presencia  de azúcares, frutas, huevos, semillas varias, etc., más su presentación en  los diferentes  moldes y técnicas de amasado del pan (barras, trenzas, aros, pan de molde, etc.), posibilitará ofrecer  a los participantes del acto gastronómico una  atractiva comida ligera repleta de olores y sabores desde la misma rodaja o rebanada  de la pieza,  hasta llegar al apogeo sensorial del contenido o relleno .

cocina_marinera_ligera_3 cocina_marinera_ligera_4 cocina_marinera_ligera_5
Pan de centeno aderezado con semillas Pan blanco Pan de centeno, trigo, pasas y nueces


La utilización en  la comida marinera ligera de la barra de pan y variantes como los panecillos, dan lugar a los célebres bocadillos, montaditos, pulgas, etc. Entre estos hay que destacar los populares bocadillos de calamares en Madrid,  así como en toda la costa española. Los bocadillos de caballa con pimiento,  los de bonito con tomate,  los de sardinas en aceite o en escabeche, poseen una inmensa popularidad en todas las regiones de España (la inmensa variedad  de oferta en el mercado de producto enlatado permite preservar la popularidad  y nos facilitan su preparación y personalización). El bocadillo de merluza rebozada y frita en el que se le suele añadir un poco de mahonesa, goza también de muchos incondicionales.

 

La variedades  de pan más consumidas en nuestro país son:  la barra o pistola (como se conoce en muchas regiones españolas),  la baguette (procedencia francesa), la chapata ( procedencia italiana), la hogaza (tradicional de zonas agropecuarias.  El tradicional  pan  payés , es un ejemplo).

 

Esta modalidad  ha evolucionado tanto que ha llegado a prestigiarse  a los máximos niveles con la participación de los “Bocadillos de autor” de  acreditados cocineros y la celebración de conocidos concursos y certámenes nacionales e internacionales.


cocina_marinera_ligera_6 cocina_marinera_ligera_7 cocina_marinera_ligera_8
Bocadillo de atún Bocadillo de bonito
 
Chapatita de anchoas
cocina_marinera_ligera_9 cocina_marinera_ligera_10 cocina_marinera_ligera_11
Bocadillo de camarones Bocadillo de calamares Bocadillo de sardinas


La Hogaza es un tipo  de pan de gran tamaño,  forma redondeada y  de gruesa corteza que cubre un notable volumen de miga en su interior y facilita su conservación por varios días. Elaborado en muchas regiones españolas de predominante actividad agropecuaria.

 

En Cataluña se le conoce popularmente como pan payés con el que se prepara el célebre pan tumaca con  el aliñado de aceite de oliva, el untado de tomates bien maduros, frotado de ajo y pizca de sal sobre una rebanada tostada o sin tostar.  Su  consumo  se ha extendido por toda España  para  desayunar,  tanto en casa como en establecimientos de hostelería.

 

De sus grandes rebanadas podemos obtener  hasta dos buenas  y sólidas bases para la preparar excelentes tapas o preparar  un bueno y generoso bocadillo juntando ambas rebanadas.

cocina_marinera_ligera_12 cocina_marinera_ligera_13 cocina_marinera_ligera_14
Hogazas de 1 Kg. Borde hogaza Rebanadas de pan con tomate

El  pan plano  se conoce como un conjunto amplio de panes elaborados de tal forma que la masa se extiende de forma muy similar a las tortillas. La masa se caracteriza por no ser elaborada con levadura natural o utilizar muy poca cantidad. Suelen tener un fino grosor de milímetros hasta algún centímetro. Presente en supermercados, se suele utilizar para canapés y tapas.

cocina_marinera_ligera_15
Regañas. Torta de pan andaluza

El pan de molde es un tipo de pan caracterizado por  una textura muy blanda. Su conservación es mayor que la del resto de los panes. Contiene más grasas que el pan común.

 

Las variedades son múltiples : pan blanco, pan integral, , sin corteza, con cereales, etc. Tantas como las existentes en los otros tipos de moldeo de la masa en forma de barra.

 

El pan de molde lo podemos utilizar con un rodaja de pan ( preferentemente sin corteza), dando lugar al canapé y si utilizamos el pan de molde con dos rebanadas da lugar al universal sándwich. En España el sándwich se le conoce también como emparedado.


cocina_marinera_ligera_16 cocina_marinera_ligera_17 cocina_marinera_ligera_18
Pan negro de centeno Pan de molde Pan de molde sin corteza

El sándwich representa un porcentaje muy elevado de todo el mercado de comida rápida anglosajona y, por tanto, el marketing desarrollado entorno al producto y a los escenarios de servicios de venta y consumo de éstos es muy dinámico e innovador. Por Ejemplo, el legendario espíritu competitivo de EEUU y su fascinación por todo lo grande,   les lleva a elaborar en muchos establecimientos de comida rápida  gigantescos sándwiches con ingredientes de una gran diversidad de sabores  y algunos muy picantes (son célebres los concursos de "tragaldabas"). En los hogares norteamericanos, las muchas horas frente a la TV constituye el escenario propicio para degustar todo tipo de contenidos e ingredientes en los sándwiches. Se conocen bocados de mar que son verdaderas gratificaciones para la vista y el estómago a base de langosta y cangrejo, entre otras muchas regalías. Hoy día ya no son prerrogativas  únicamente de los hogares estadounidenses, sino de medio mundo moderno.


cocina_marinera_ligera_19 cocina_marinera_ligera_20 cocina_marinera_ligera_21
Sándwich de miga sin corteza Sándwich de mero Rubén Sándwich de atún abierto con vegetales


El sándwich de atún es un de los tipos más populares en el mundo. Su sencillez de elaboración y su valor nutritivo le hacen merecedor de tan estimable fama. Generalmente se elabora con atún de lata con vegetales y mahonesa, en ocasiones  con aceite de oliva.

En EEUU, país de lo descomunal, los sándwiches no se retraen del fenómeno.  Una muestra de los sándwiches descomunales en EEUU es el Dagwood sándwich (Dagwood Bumstead, personaje principal de la tira cómica Blondie de Chic Young, hacía enormes sándwiches en sus visitas nocturnas a  la cocina). Es un sándwich de varias capas con diferentes rellenos.

El Sándwich de pastel de cangrejo de Faidleys (Faidleys Mariscos. Baltimore. Maryland. EEUU),  otro ejemplo del culto a lo grande en EEUU.  Este sándwich forma una gran pieza  por el volumen del pastel sobre las rebanadas de suave pan blanco  que facilita la masticación total de este alimento. La tierna carne del cangrejo va acompañada por tomate en rodajas, lechuga, salsa  de tabasco y mostaza.


cocina_marinera_ligera_22 cocina_marinera_ligera_23 cocina_marinera_ligera_24
Sándwich Dagwood Sándwich de pastel de cangrejo de Faidleys Sándwich Lucas de ensalada de langosta

El Sándwich de ensalada de langosta, es un clásico de Nueva Inglaterra (EEUU). Vendido en Nauti, un Food Track (camión de venta de alimentos de Lucas Holden). El sándwich de Lucas es sencillo y apetitoso: rollo de langosta en una tostada con mantequilla y toque de mayonesa y especias secretas. El Nauti de Lucas se lo lleva a los neoyorquinos de la gran manzana.

Siguiendo la modalidad de la legendaria venta móvil americana,  el  célebre chef español  José Andrés, propietario de varios restaurantes en EEUU, ha puesto en marcha otro food truck   al estilo del Nauti de Lucas Holden,  llamado Pepe food truck,  para ofrecer los típicos bocadillos españoles a los viandantes de Washington.

cocina_marinera_ligera_25

La venta callejera de estas comidas ligeras son ancestrales en todas las partes y culturas del mundo. En otros lugares, como  el caso de Estambul en Turquía,   son populares los barcos  que venden bocadillos de pescado del día preparados a la brasa. La historia se remonta a la venta de las capturas de los antiguos pesadores en el  Puente de Galata, hoy día la competencia entre embarcaciones , las ha obligado a  pintarlas y engalanarlas  para llamar la atención de los transeúntes. Preparadas para poder cocinar en ellas el pescado del día,  se hayan atracadas en el puerto, a la izquierda del puente Galata y surcan las aguas del cuerno de oro.

 

En esta singular flotilla de food boats  se ofrecen  excelentes bocadillos de pescados a la brasa enaltecidos con  los  más sencillos  y proverbiales  productos del campo  como la lechuga, el tomate y la cebolla.

cocina_marinera_ligera_26

Las Empanadas.
Aún siendo de mayor tamaño que las empanadillas, su troceado en porciones, nos proporciona igualmente una excelente y práctica  solución para ofrecerles a nuestros invitados en bandejas surtidas con diferentes rellenos que transmiten: un seductor impacto visual, pluralidad de sabores y facilitan un cómodo traslado a la boca con la utilización de los dedos de la mano.

 

La masa de uno u otro tipo  les darán un aspecto y masticación diferente, además de adecuarse de distinta manera a uno u otro relleno. La elección del hojaldre es la menos preferida, aunque dependerá finalmente del criterio del anfitrión. El mercado nos ofrece, además de productos acabados con diferentes formas (circulares, rectangulares, etc.)  y de rellenos (pescado, marisco, carne, legumbres o combinaciones de todas ellas) preparadas para recalentarlas momentos antes de servirlas en la mesa , la propia masa en láminas  grandes que se pueden desplegar para elaborar uno mismo empanadas circulares o rectangulares u otras formas a libre elección. La empanada en su caparazón y en el  interior de su contenido, sirve de valija cultural gastronómica donde la tradición de la mayoría de las regiones españolas han ido transmitiendo un importante legado de conocimientos sobre los distintas formas de hornearla con productos de sus tierras, ríos y mares y la maestría de sus cocineros. La naturaleza dulce y salada en su creación original  aporta mayor valor a la proyección de su historia.

 

La procedencia de las empanadas en nuestro país es varia: Galicia, Asturias, Cantabria, Ávila, Salamanca, Cataluña, Mallorca, Andalucía, Madrid, entre otras regiones. Las  tradiciones culinarias  de estas regiones siguen manteniendo viva sus elaboraciones para el  deleite de oriundos y  visitantes.

 

Las agujas de masa de hojaldre de ternera y bonito son  célebres  en Madrid, pero su divulgación  no ha transcendido mucho más sus límites  geográficos, al contrario de  la muy famosa empanada gallega. La empanada gallega instituye en  paradigma de la empanada en general y en particular de la empanada marinera con sus rellenos de atún, congrio, sardinas, mejillones, berberechos, bacalao, pulpo, anguila, congrio, lamprea, zamburiñas, etc. la de choco se elaboran preferentemente con masa de maíz.).

cocina_marinera_ligera_27 cocina_marinera_ligera_28 cocina_marinera_ligera_29
Empanadas gallegas Bandejas diferentes contenidos empanadas gallegas Agujas de bonito

Empanadillas.

Son una variante de la empanada, caracterizadas por su menor tamaño. Aunque dentro de nuestro recetario tradicional también figuran las de naturaleza dulce, las saladas ocupan la mayor parte de nuestro legado culinario. Con masa de hojaldre se ha creado otra línea alimenticia tradicional  de diferente aspecto externo y distinta masticación. Siguiendo con el caracter marinero de este articulo, las empanadillas que contienen productos del mar son la aludidas preferentemente, pues de todos es conocido que los productos de la huerta y la ganadería también guarnecen sus contenidos. La empanadillas de  pescados y mariscos  picados, especialmente las de atún y bonito  recubiertos de salsa de tomate, son clásicos.

 

En los establecimientos comerciales podemos adquirir la masa envolvente en paquetes de obleas o láminas. La  masa contenida en estos paquetes de distintas medidas la podemos recortar y modelar  con la forma y tamaño que queramos. Si queremos prepararlas sin complicaciones y más rápidamente,  las podemos adquirir como precocinadas para freír  en los mismos establecimientos o como producto acabado en reposterías y panaderías para recalentarlas en el microondas momentos antes de servir.  Si decidimos por adquirir únicamente la masa, una vez rellenada y dada su forma, procederemos a cerrarla haciendo un reborde con los dedos de la mano o sellarla con los dientes de un tenedor, posteriormente las freímos en abundante  aceite hirviendo en una sartén  o en una freidora.

cocina_marinera_ligera_30 cocina_marinera_ligera_31
Empanadillas de atún Empanadillas de bonito

La tapa en España merece un capítulo aparte. Se suele argumentar que el origen  de la palabra tapa viene de la antigua costumbre de tapar las copas y vasos devino  en las tabernas y mesones de la época  con una rebanada  de pan  o con una rodaja  de jamón, para impedir que se posasen las moscas y mosquitos o se depositase el polvo ( la proximidad de establos de caballerías, los suelos de tierra, la falta de medios de limpieza efectivos, etc., determinaban las deficientes condiciones de vida).

 

La Tapa forma parte de la entidad de nuestra gastronomía. También es sinónimo de entremés, aperitivo, etc. , cuando se utiliza antes de una comida principal del medio día o antes de la cena. Con el paso del tiempo se fue creando la practica social  casi diaria de salir de bares , y a ese recorrido gastronómico de gran pujanza,  se le ha denominado también  tapeo, chiquiteo o picoteo (forma de comer en pequeñas porciones mientras se bebe, concediendo más valor al diálogo entre sus partícipes que al tiempo dedicado a su ingestión).

 

La tapa antiguamente solía acompañar al vaso de vino, la caña de cerveza o al vermut. Tal es así que en tabernas y bares por cada petición de bebida, te ponían una pincho gratuito como cortesía de la casa. Hoy día la relación de la tapa con la bebida va cambiando en el negocio de  la hostelería, quizás se deba, entre otros muchos motivos, a la minuciosa elaboración de la misma.

 

La rebanada de pan de barra es la base más utilizada de sustentación del elemento alimenticio que define la tapa. Una rebana de pan le da más solidez a la misma, y dependiendo de su tamaño y naturaleza, posibilita consumirla de un solo bocado.

 

Esta exaltación de la tapa coincide con el bocadillo de autor para compartir  exclusivas y disputadas creaciones en prestigiosos certámenes nacionales e internacionales los logros alcanzados por nuestros cocineros.

cocina_marinera_ligera_32

La tapa elaborada con una pieza de pan ácimo plano, también es  idónea, por tamaño y consistencia, para soportar el untado  de patés, por ejemplo de atún y salmón, mahonesas, alioli, etc. y finalmente  el  alimento principal que le dará su nombre.

cocina_marinera_ligera_33

La galleta marina o pan marinero.  Es un tipo de pan  horneado, hecho con una pasta a base de harina, extracto de malta, sal marina, y agua.  La podemos agregar numerosos acompañamientos en salados y en pescado podemos prepararlos con atún , salmón, sardinas, anchoas, etc.  Su masa  dura, seca y crujiente,  le otorgan una conservación de larga duración (este era uno de  motivos ,además de su aporte nutritivo, por los que se  abastecían antiguamente  los barcos  en sus largas singladuras). La difusión de su  existencia , las elementales materias primas utilizadas,  la sencillez  en su  elaboración  y la posibilidad de utilizarlas con alimentos salados y dulces  con productos autóctonos  del terreno y mares circundantes, alcanzaron  una gran popularidad.

 

Podemos utilizar las innumerables recetas que figuran en internet para ejecutar nuestras propias elaboraciones, aunque para los no aficionados a la cocina , debemos indicarles la existencia de un amplio abanico de  oferta en el mercado representado por las hechas con mantequilla, aceite de oliva, y con alga wakame (Productos Daveiga).

cocina_marinera_ligera_34
Galleta marinera Daveiga

Los canapés (procedencia francesa) son elaboraciones de tamaño pequeño (miniatura) y generalmente adornado con minuciosidad. Tienden a seducir por su impacto visual, por lo que la presentación en grandes bandejas surtidas con numerosas variedades incrementa el efecto. Permiten innumerables preparaciones dulces y saladas.  Se cogen con los dedos y a menudo se comen fácilmente de un bocado.

 

La preparación de canapés necesitan de galletas, tostadas de pequeñas rebanadas de pan plano sin levadura (ácimos), pan de molde sin corteza y cortado en pequeñas porciones para ajustarse  a las limitaciones de su condición. Posteriormente podrán cocinarlos y untarlos a elección, también tostarlos.

 

El hojaldre es la materia más empleada con sus volovanes  y tartaletas,   en diferentes  formas y que constituye  un excelente soporte para sustentar deliciosos alimentos,  en nuestro caso, damos especial importancia a pescados, mariscos, caviar,  patés del mar, etc.

 

Un alimento clásico del canapé es el caviar  (hueva del pez esturión  beluga  el más apreciado, principalmente procedente países limítrofes con el mar Caspio), por razones de  su elevado  precio debido a sobrepesca, contaminación y el alto coste de su producción en cautividad,  su consumo  generalizado se realiza sobre los sucedáneos (hueva de otros pescados como lumpo, bacalao, salmón o mújol) a las que se le agrega el color negro.

 

 

La tartaleta (a veces también se la conoce como Barquita) igualmente de hojaldre  es una variedad más en la gran familia de los canapés (aunque también se conocen tamaños mayores). Se utilizan a veces como guarnición en platos principales carnes y pescados. La utilización de verduras secas en su elaboración les dan la forma cóncava que las caracteriza.

cocina_marinera_ligera_35

El Pincho (banderillas) se le conoce como una pequeña pieza que incluye unos trozos o unidades de alimentos insertados por un palillo y , en ocasiones, incluyendo una rebanada de pan como soporte a los alimentos agregados. Por la reducida cantidad de alimentos que contiene se la considera  como aperitivo en nuestra comida marinera ligera . Los Pinchos de boquerón en vinagra, , anchoas  en aceite con pepinillo, aceituna, cebollita, pulpo, gambas, calamar, raba, gambas con gabardina, etc. son los más consumidos fríos o calientes dentro de los productos del mar.

cocina_marinera_ligera_36 cocina_marinera_ligera_37 cocina_marinera_ligera_38
Buñuelos de bacalao Croquetas de pescado Pincho anchoas

La  brocheta (origen francés) se forma  por el ensartado de un  mayor  número y tamaño de porciones que el pincho. Los pescados y mariscos constituyen sus mejores bocados y pueden ir acompañados de legumbres. Se pueden cocinar a la parrilla o sumergidos en aceite caliente en una fondue.

cocina_marinera_ligera_39 cocina_marinera_ligera_40
Brochetas de gambas Brochetas de ostras envueltas en panceta


Hemos tratado  de transmitir con la cocina marinera ligera  no el “contra punto” a la cocina marinera  de “cuchillo y tenedor” y enaltecer una sobre otra, sino hacer evidente la complementariedad y opcionalidad de la modalidad de la cocina marinera más ligera e instantánea para aquellos que no cuentan con tiempo suficiente para sentarse y  entregarse al proceso de la cuaterna mesa-comanda-cocina-mesa y el proceso inverso. Los productos ofrecidos sobre la barra del establecimiento (tapas, bocadillos, montaditos, sándwich, etc.) son de elección y consumo directo e inmediato, generalmente. No creamos que el factor precio sea determinante exclusivamente en la elección de esta modalidad, pues su consumo puede sobrepasar en algunas ocasiones el ajustado precio de los menús ofertados en los establecimientos. El ir de bares de un grupo de amigos tiene también otras motivaciones como la charla desenfadada  y  libertad de movimientos en su recorrido, sin limitaciones derivadas de la permanencia en un mismo establecimiento por  mayor tiempo; el impacto visual de la variedad de productos expuestos en la barra facilitando su elección directa y consumo inmediato;  el encuentro espontáneo con más conocidos en el recorrido y el control del gasto.  Los puntos enumerados  afectan  la práctica  social en los establecimientos hosteleros.

 

En las casas particulares, las motivaciones de organizarlas vienen determinadas, además de la influencia de alguna de las expuestas anteriormente, por otras tantas tales como: el deseo personal del anfitrión de agasajar a amigos y familiares; recibir la admiración de los invitados por nuestras habilidades; la celebración  doméstica sale más económica que en la calle; por la contemplación en grupo de un evento deportivo o de otra  naturaleza en la TV; celebraciones varias restringidas a la relación directa entre los partícipes y , obviamente, la indispensable de disponer del espacio adecuado para la realizarla en el domicilio del anfitrión. En todas estas situaciones domésticas las dádivas alimenticias deben ser un extracto  de las esencias culinarias de  la  cocina  tradicional de mayor enseña .

 

Loe recortes presupuestarios obligan a las entidades oficiales  y privadas a sustituir  cada vez más los almuerzos por un refrigerio que acompañan a una copa o vino español;  en el gasto del particular , tanto de lo mismo.

 

Probablemente los argumentos expuestos determinen el auge experimentado en  las promociones de rutas de bares típicos en centros urbanos y, como consecuencia, los certámenes locales e internacionales de mayor  convocatoria y prestigio. Creemos que estas acciones serán cada más intensas y recurrentes para loa y beneficio de colectivos profesionales, consumidores ,cocinas autóctonas y economía en general.



Enrique Peña Gasco

Fuentes consultadas:

http://es.wikipedia.org
http://www.cocina.org/recetas/49/Bocadillos.html
http://www.gastronomiavasca.net/recipes/picture?recipe_id=1097